EL REFUGIO

La legendaria finca del industrial Rómulo Lara, donde todo invita al descanso en medio de la naturaleza y la belleza del paisaje y de la arquitectura, se ha convertido en un exclusivo hotel boutique, al estilo europeo, con spa, baño turco, jacuzzi, sauna y kiosco de masajes en medio de guaduales y sonido de cascadas. Cada detalle ha sido concebido para que usted se regale los días de descanso que merece. Allá disfrutará también de una gran piscina, campo de tenis en polvo de ladrillo, dos canchas de bolos, tejo, ping pong y un laguito de pesca. Igualmente podrá realizar caminatas por bellos senderos, ir al río y recorrer a caballo los caminos de herradura de Sasaima, llenos de vegetación exótica. El Refugio Hotel Spa dispone de catorce habitaciones con vista a espléndidos jardines. Cuatro de ellas están localizadas en una cabaña, diseñada, al igual que la casona y la zona de bolos, por el mismo famoso arquitecto suizo Víctor Schmid. La casa cuenta con una gran terraza, un salón y un bar. La mayoría de los muebles y adornos son piezas originales diseñadas por Schmid.